9

La primavera, el césped y escarificado

No sé qué pasa en la agricultura o en la jardinería, que el tiempo adecuado para hacer los trabajos nunca llega, se  alarga el frio, se adelanta el calor, bien llegan las lluvias, o han cortado el agua de riego…El caso es que al final siempre hay que correr.

El césped es una de las partes verdes mas llamativas y apetecibles de un jardín, especialmente es paisajes  marrones como Aragón y más de media España. Quien ha optado por vivir en casa con jardín, de cualquier tamaño, sueña en lo bien que va a estar en cuanto llegue el buen tiempo; solo, leyendo, escribiendo, bebiendo cualquier cosa, mirando a las avutardas o en compañía, en buena conversación, en un entorno fresco y verde, pero… Pocas veces nuestro césped esta como nos gustaría, y siempre es por lo mismo.

Primero  porque no es muy fácil en clima, suelo y agua adverso (más de media España) y segundo porque es un ser vivo al que no cuidamos en su tiempo.

¿Qué podemos hacer ahora?

Escarificar: también se le llama poda vertical. Consiste en pasar una máquina (escarificador o verticut) que consiste en 1 eje paralelo al suelo con cuchillas verticales que traspasan el suelo.

El objeto es airear el suelo. El suelo ha sufrido una fuerte compactación por la acumulación de restos vegetales en la bases del césped, que impiden la circulación libre del agua y del aire en el perfil del suelo, provocando la asfixia  radicular y favoreciendo las enfermedades fúngicas (hongos) un terreno aireado, estimula el rejuvenecimiento de la pradera (ahijamiento ) y una buen asimilación del abono al sistema radicular de las plantas.

Las épocas de ejecutar estos trabajos son dos: otoño y comienzo de primavera.

Ánimo, podéis alquilar una escarificadora. Prepararos para hacer fuerza y conseguir unos bíceps robustos (o con agujetas) o mejor todavía, zapatero a tus zapatos, contactad con un buen profesional, un paisajista para poner su césped en forma.