primavera_jardin_elinvernaderodenaan

Preparar el jardín para la primavera

Ya es primavera y, aunque el tiempo no nos da tregua, debemos empezar a pensar en nuestro jardín. Pronto podremos empezar a disfrutar del buen tiempo, de los descansos en nuestro jardín, de la variedad de colores que nos ofrecen las flores, etc.

Aunque parece que esa época no va a llegar, es hora de ponernos manos a la obra. Como ya sabéis, una de las mejores opciones es ponernos en manos de un profesional. Nuestro consejo es recurrir a un paisajista o estudio de paisajismo, también podéis poneros en contacto con algún jardinero.

Como ya os cantamos, ante todo es necesario realizar un trabajo de escarificado con el fin de limpiar la acumulación de restos vegetales en la bases del césped.

Para ello podéis pasar la escarificadora o utilizar un rastrillo (esto último no es recomendable si tenéis un jardín de grandes dimensiones). La labor debe realizarse en dos pasadas entrecruzándose.

En cuanto a las plantas, es hora de retirar aquellas que no han sobrevivido al invierno y decidir que plantas queremos tener esta primavera-verano. Como ya os contamos en un post anterior que ampliaremos en un futuro, no todas las plantas ni flores pueden sembrarse juntas, es importante saber qué especies pueden “congeniar” y cuales conviene separar. Pero recordar que como mínimo se ha de mantener una distancia de 30 centímetros entre plantas.

Si disponéis de un sistema de riego automático debéis de observar regularmente, al menos al inicio, que éste funcione perfectamente, qué la cantidad de agua y la periodicidad es la justa y necesaria y realizar las modificaciones necesarias.

Con estos pasos iniciales, un buen delantal de jardín, las herramientas necesarias y un poco de tiempo, esta primavera podrás disfrutar de un jardín “sano” y floreado.